Nacionales

Cierran Terminal de Oriente y terreno pasa a manos de la Alcaldía de San Salvador

Desde la tarde de ayer domingo la antigua Terminal de Oriente dejó de funcionar en cumplimiento de la sentencia de la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), producto del proceso iniciado el año 2010.

En La Mira-Nacional

En ese sentido a partir de hoy lunes, a las tres de la madrugada, no debe permanecer ningún comerciante, autobuses ni empleados del transporte público que aun prestaban el servicio para la zona norte del país.

Un jefe de línea de la terminal aseguró a partir de hoy la terminal deja de funcionar por orden judicial y que de permanecerá cerrada. El servicio se prestará afuera de la terminal, y harán meta por Fenadesal.

El cierre total de la terminal se debe a una resolución emitida por el Juzgado Primero de lo Civil y Mercantil, que ordenó el desalojo del lugar y sea entregado a la alcaldía de San Salvador, que es la propietaria del inmueble. Esta resolución fue ratificada por la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el proceso inició el año 2010.

La disputa entre la sociedad Terminal de Buses de Nor-Oriente S.A y la comuna capitalina inició cuando finalizó el contrato de arrendamiento y la alcaldía aumentó el valor del alquiler, por lo cual, el juzgado determinó que el terreno debe ser entregado a su propietario, a las 3 de la madrugada de este lunes12 de noviembre.

La Sala de lo Civil ratificó la decisión del Juzgado Primero de lo Civil y Mercantil, y desde el año 2012 le dio la razón a la alcaldía de San Salador, durante la administración de Norman Quijano.

La Sala de lo Civil, en el año 2014 ratificó que los contratos de arrendamiento del inmueble donde funciona la Terminal de Oriente,  se daban por terminados. El Juzgado Primero de lo Civil dilató el proceso y no fue hasta esta la semana pasada que emitió una decisión para desalojar el terreno.

Por su parte el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt señaló esta mañana en el programa con Ernesto López que los arrendatarios debían la mensualidad desde 2006, pero si cobraban a los comerciantes, razón por la que se tramitó el desalojo de las dos y media manzanas por las que se pagaron hasta 2006 $7 mil mensuales. Después de ese año los arrendatarios ya no pagaron a la comuna capitalina.

Ahora cerca de 500 familias de comerciantes y personal de transporte serán afectadas, pues no hay un lugar determinado para la nueva terminal, donde las unidades que prestan el servicio hacia el departamento de Chalatenango estacionen los autobuses.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close