Acción PolicialNacionales

Esperaban la noche para hurtar vehiculos mientras sus dueños dormian, DCI ahora los sorprende y desmantela banda

Según las Investigaciones realizadas, los indiciados forman parte de un remanente de la banda “los Brothers”, misma que fue desarticulada en agosto del año 2017

Redacción/Fotos: Cortesía

La Unidad de Investigación de Delitos Relativos al Patrimonio de la División Central de Investigaciones (DCI), durante un operativo en los municipios de Soyapango, San Martin, San Salvador, San Vicente, Ayutuxtepeque y Aguilares, capturó, con órdenes administrativas a cinco personas, asimismo intimó a 10 más que se encuentran recluidos en los penales de San Vicente, Apanteos y La Esperanza.

Los detenidos responden a los nombres de Jose Armando Bolaños de 26 años, alias “huevo o frosty”; Vesy Yanira Chicas Sosa de 45, alias “la betzy”; Ulises Ezequiel Membreño García de 26, alias “chachi”; Sergio Antonio Huezo de 47, alias “riki”, y Mario Antonio Gonzalez de 48, alias “checha”, por atribuírseles los delitos de hurto agravado y agrupaciones ilícitas.


Durante el operativo, ejecutaron siete registros con prevención de allanamiento, incautando dos vehículos que tienen alteraciones en sus seriales, así como una computadora, la cual era utilizada para la elaboración de la documentación falsa.


Según las investigaciones, los detenidos son un remanente de la banda “los Brothers”, desarticulada en agosto de 2017, y que operaba en Ahuachapán, Santa Ana, Sonsonate, La Libertad, San Salvador, San Vicente, Cuscatlán, Chalatenango, Usulután y San Miguel, atribuyéndole 36 casos de hurtos de vehículos y su desmantelamiento, en los cuales las víctimas deben mostrarse parte en el proceso.

Para cometer los hurtos ubicaban el vehículo, que previamente había sido encargado por receptadores, luego haciendo uso de ganzúas lo abrían y lo llevaban a parqueos (caletas y bodegas previamente utilizadas por la estructura delictiva). La mayoría de los hurtos de estos vehículos eran cometidos para abastecer el mercado local y otros eran sacados del país, para lo cual hacían uso de documentos falsos.

Las investigaciones realizadas determinaron que muchos de estos vehículos eran empujados y encendidos lejos del lugar donde la víctima los dejaba estacionados para que no escuchara al momento de encenderlos y eran cometidos en horas de noche o la madrugada, aprovechando que los dejaban parqueados en las calles.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close