Internacionales

Terremoto y tsunami en Indonesia: los esfuerzos desesperados por hallar sobrevivientes

Las autoridades esperan al arribo de maquinaria pesada para buscar sobrevivientes entre los escombros. Se espera que la cifra de muertos aumente drásticamente, a medida que se va ganando acceso a las zonas más remotas.

En La Mira-Internacional

Tres días después del terremoto y tsunami que golpearon la ciudad indonesia de Palu el viernes, comienza a surgir una imagen más clara del daño a gran escala provocado por el desastre en la ciudad y sus alrededores.

Hay 8 44 muertos confirmado s , pero se espera que esta cifra aumente drásticamente a medida que se va ganando acceso a zonas más remotas.

Las autoridades anunciaron que comenzarán a enterrar a las víctimas en fosas comunes, para evitar el contagio de enfermedades.

Se cree que aún hay decenas de personas con vida atrapadas entre los escombros.

En Palu, rescatistas esperan la llegada de maquinaria pesada para buscar entre las ruinas de un hotel y un centro comercial al que aún no han podido ingresar por las réplicas.

“La comunicación es limitada, la maquinaria pesada es limitada… no es suficiente para el número de edificios que colapsaron”, señaló Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres.

Si bien se emitió un alerta de tsunami después del terremoto de 7,5 de magnitud, no está claro si seguía vigente cuando las olas tocaron la costa.

Videos muestran gente corriendo y gritando cuando olas de 6 metros de alto llegan a la playa (donde se estaba preparando un festival), destrozando todo a su paso.

Mientras tanto, el ministro de Justicia de Indonesia informó que 1.200 presos escaparon de tres centros de detención diferentes en la región de Célebes, después del terremoto y tsunami.

Vivos y muertos lado a lado

Rebecca Henschke, enviada de la BBC a Palu, cuenta que los cadáveres pueden verse a pocos metros de los personas que están siendo tratadas por sus heridas.

A pocos metros de una niña de cinco años con la pierna rota, atendida a la intemperie por médicos de la clínica Mamboro, dice Henschke, hay hileras de cuerpos en bolsas plásticas.

“(Los cuerpos) están empezando a oler. Queremos espera a que los vengan a buscar sus familiares, pero no podemos esperar más”, dice el doctor Sasono, médico de la clínca Mamboro de Palu.

¿Cuán difíciles son las tareas de rescate?

Carreteras bloqueadas, un aeropuerto dañado y la ruptura de los sistemas de comunicación han complicado la tarea de llevar ayuda a las zonas afectadas, y de establecer contacto con los regiones más remotas.

“No sabemos con certeza cuál fue el impacto”, explica Nugroho.

A pocos metros de una niña de cinco años con la pierna rota, atendida a la intemperie por médicos de la clínica Mamboro, dice Henschke, hay hileras de cuerpos en bolsas plásticas.

“(Los cuerpos) están empezando a oler. Queremos espera a que los vengan a buscar sus familiares, pero no podemos esperar más”, dice el doctor Sasono, médico de la clínca Mamboro de Palu.

¿Cuán difíciles son las tareas de rescate?

Carreteras bloqueadas, un aeropuerto dañado y la ruptura de los sistemas de comunicación han complicado la tarea de llevar ayuda a las zonas afectadas, y de establecer contacto con los regiones más remotas.

“No sabemos con certeza cuál fue el impacto”, explica Nugroho.

 

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close