Internacionales

Estados Unidos advierte riesgo de negociar puerto de La Unión con chinos

La soberanía del país podría estar en riesgo si se negocia la concesión del Puerto de La Unión e islas sin la asesoría de expertos. Así lo señala el Gobierno de Estados Unidos que se ha manifestado estar en contra de que El Salvador concesiones el puerto a China continntal.

En La Mira-Internacional

Funcionarios del Gobierno de Estados Unidos volvieron a cuestionar la manera como el gobierno salvadoreño pretende “concesionar” el Puerto de La Unión y propiciar la venta de islas, según se ha denunciado, a los chinos continentales.

Sobre este tema los diputados de derecha de la asamblea Legislativa buscarán superar el veto presidencial sobre las islas en el Golfo de Fonseca.

“No estamos en contra de la inversión de cualquier país, sino en favor, porque en El Salvador, específicamente en oriente hace falta más desarrollo, pero tiene que ser en los términos que El Salvador y los salvadoreños quieren. No que un grupo pequeño, una compañía particular o un país quieren”, dijo una fuente oficial estadounidense.

En seguida se preguntan ¿por qué si se ha dicho todo este tiempo que el Puerto no es rentable, ahora alguien muestra ese interés? “Son preguntas para ustedes, para la Asamblea Legislativa y para el sector privado y los ciudadanos en general”, remarcaron.

“¿Qué interés tienen en las islas? Hemos hablado con expertos salvadoreños que nos dicen que las islas no tienen ningún uso turístico o comercial. Son lindas pero no tienen ninguna viabilidad comercial o turística, nos dicen”, remarcaron.

Mientras en los países vecinos como Costa Rica se hacen inversiones millonarias en sus puertos, la terminal ubicada en el Golfo de Fonseca naufraga en el olvido, sin que llegue la concesión.

A su juicio, la existencia de un experto o un ente especializado e independiente para esta clase de concesiones es clave para no cometer errores y porque permite tener criterios de selección determinantes que no pueden manejar sólo técnicos de la Asamblea Legislativa o de otras instituciones que quizá no tengan experiencia en el tema.

El temor es que se entregue territorio por muchos años y se comprometa de esa manera la soberanía del país, e incluso que se contraigan créditos que posteriormente se quieran cobrar con las áreas concesionadas.

Esta es la segunda vez que el gobierno estadounidense se pronuncia después que la embajadora, Jean Manes, lo hiciera en julio, cuestionando el sigilo con que funcionarios del gobierno salvadoreño negociaban con los chinos continentales y que esto podría llegar en un futuro hasta la instalación de bases militares.

Se ha denunciado que 30 familias que habitan en esa zona costera corren peligro porque empresarios chinos pretenden comprar esas propiedades a un monto de $2 millones.

Manes fue llamada por la administración Trump a analizar los acontecimientos en Washington.

Los funcionarios estadounidenses expresaron que empresarios de su país les han expresado que no participarían en el concurso para la concesión del puerto debido a que el proceso se ha hecho para restringir las oportunidades.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close