Nacionales

Piden sanciones severas contra aficionados que causes disturbios en estadios y canchas

A las personas que provoquen actos violentos en estadios otros centros deportivos se les podría penar con quince años de prisión, esto si los diputados retoman la iniciativa planteada este marte por el diputado de ARENA José Andrés Hernández.

En La Mira-Nacional

El diputado tricolor presentó esta mañana (martes  4 septiembre) una pieza de correspondencia con el objeto de que se reforme el Código Penal para que se imponga hasta quince años de cárcel a las personas que provoquen actos de violencia en eventos deportivos.

Según Hernández los hechos de violencia que sistemáticamente suceden en eventos deportivos, especialmente en los estadios de futbol, han puesto en peligro de muerte a los aficionados que quedan en medio de las trifulcas que protagonizan los seguidores de los equipos de la liga A.

Para nadie es un secreto que los aficionados de los equipos Alianza F.C, Águila, FAS y otros han sido protagonistas de hechos violentos al grado que en varias ocasiones algunos aficionados han sido llevados a centros asistenciales debido a la gravedad de las lesiones, muchas veces provocadas por pedradas.

La medida busca que estos actos delictivos se eliminen y no se ponga  en peligro la integridad física y moral de las personas que asisten a los estadios que nada tienen que ver con estos altercados violetos o a los deportistas.

La iniciativa surge por los últimos acontecimientos que ha suscitado la barra del equipo Luis Ángel Firpo, donde en uno de ellos lesionó al hijo del periodista Diego Alemán y en el otro al cobrador de un microbús de la Ruta 4 de San Miguel.

En la misiva, Hernández pide que se reforme el artículo 348 B del Código Penal que tipifique la violencia en eventos deportivos de la siguiente manera:

El que cometiere desórdenes en ocasión de un evento deportivo sin ocasionar lesiones o daños de bienes públicos o privado, serán sancionados de 4 a 8 años de prisión.

Mientras el que causare lesiones a personas o daños a bienes públicos o privados en ocasión de eventos deportivos, serán sancionados con prisión de 8 a 15 años de cárcel, siendo con agravante si lesionan a niños, mujeres, adultos mayores, hombres o personas de diversidad sexual.

Si el hecho lo comenten bajo los efectos de alcohol o drogas, si el hecho es cometido por dirigentes deportivos, jugadores, integrantes de barras, si se comete con armas corto punzante o sustancias corrosivas.

En el documento también se detalla que los miembros de la Policía Nacional Civil que estando presente durante el acontecimiento deportivo no hicieran nada al respecto, serán juzgados con una pena que puede oscilar entre los 2 a 4 años de cárcel.

A los organizadores del evento, directivos de los clubes y los responsables de barras que no tomen las medidas necesarias para evitar los acontecimientos, para ellos se les impone una sanción de entre 10 a 50 salarios mínimos del sector comercio.

Hernández dijo a medios de prensa, que en otros países como Argentina se aplica ese tipo de penas a las barras bravas, y que ya era tiempo que algo similar se haga en El Salvador, “hay que sentar un presente y decir basta ya a los actos de violencia que se generan en los eventos deportivos”.

“Esto es sumamente necesario y no podemos permitir actos de violencia. Nuestra juventud la tenemos que alejar la violencia y eso lo podemos hacer por medio del deporte, no les debemos fomentar la violencia”, acotó el parlamentario.

 

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close