Internacionales

Presidente de Guatemala cancela la CICIG

Este día el presidente de Guatemala Jimmy Morales, anunció que no renovará el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

En una conferencia de prensa el mandario notifico notificó su decisión a Naciones Unidas, organismo del que depende la CICIG, para iniciar la transferencia de capacidades a las instituciones correspondientes.

“Agoté todos los procesos diplomáticos y actué siempre de buena fe, pero no hemos visto esa buena fe por parte de las Naciones Unidas”, dijo.

Un vocero de la CICIG anunció que vehículos militares habían rodeado la sede en la mañana y con este anuncio del mandatario adquiere mayor relevancia.

Dentro de las justificaciones que Morales expuso que se encuentran que la CICIG ha realizado “justicia selectiva” al solo procesar determinados casos y no todos aquellos que ha tenido a la vista.

Las reacciones han sido diversas, algunos sectores se han mostrado a favor de esta decisión, entre ellos el ligado al cuerpo militar de Guatemala, que mostraron su beneplácito al presidente.

La Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de la Universidad de San Carlos (USAC) ha convocado a una marcha pacífica en la Plaza Central de Ciudad de Guatemala como forma de rechazo.

Sumado a toda esta situación, el gobierno de Nicaragua expulsó este día a una misión oficial de derechos humanos enviados por la Organización de las Naciones Unidas, dos días después de dar a conocer un informe donde se acusa al gobierno de Daniel Ortega de represiones violentas a manifestantes.

La CICIG, creada en 2006 tras la firma de un acuerdo entre el gobierno de Guatemala y Naciones Unidas, ha trabajado con fiscales y la justicia local para investigar señalamientos que han involucrado a políticos y empresarios.

Esta es la segunda vez que el mandatario intenta golpear a la CICIG. La primera fue en agosto de 2017, dos días después de que esta comisión y la entonces fiscal Thelma Aldana solicitaran el retiro de su inmunidad para investigarlo por ocultar información financiera de su partido. En aquel entonces Morales declaró persona non grata al comisionado colombiano Iván Velásquez, líder de la CICIG, y ordenó expulsarlo del país.

Sin embargo, la Corte de Constitucionalidad lo protegió con un amparo y la orden presidencial quedó sin efecto. A partir del anuncio realizado por Morales este viernes, todos los funcionarios internacionales de la CICIG –Velásquez incluido– dejaron de tener visa para permanecer en el país.

Este día el presidente de Guatemala Jimmy Morales, anunció que no renovará el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

En una conferencia de prensa el mandario notifico notificó su decisión a Naciones Unidas, organismo del que depende la CICIG, para iniciar la transferencia de capacidades a las instituciones correspondientes.

“Agoté todos los procesos diplomáticos y actué siempre de buena fe, pero no hemos visto esa buena fe por parte de las Naciones Unidas”, dijo.

Un vocero de la CICIG anunció que vehículos militares habían rodeado la sede en la mañana y con este anuncio del mandatario adquiere mayor relevancia.

Dentro de las justificaciones que Morales expuso que se encuentran que la CICIG ha realizado “justicia selectiva” al solo procesar determinados casos y no todos aquellos que ha tenido a la vista.

Las reacciones han sido diversas, algunos sectores se han mostrado a favor de esta decisión, entre ellos el ligado al cuerpo militar de Guatemala, que mostraron su beneplácito al presidente.

La Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de la Universidad de San Carlos (USAC) ha convocado a una marcha pacífica en la Plaza Central de Ciudad de Guatemala como forma de rechazo.

Sumado a toda esta situación, el gobierno de Nicaragua expulsó este día a una misión oficial de derechos humanos enviados por la Organización de las Naciones Unidas, dos días después de dar a conocer un informe donde se acusa al gobierno de Daniel Ortega de represiones violentas a manifestantes.

La CICIG, creada en 2006 tras la firma de un acuerdo entre el gobierno de Guatemala y Naciones Unidas, ha trabajado con fiscales y la justicia local para investigar señalamientos que han involucrado a políticos y empresarios.

Esta es la segunda vez que el mandatario intenta golpear a la CICIG. La primera fue en agosto de 2017, dos días después de que esta comisión y la entonces fiscal Thelma Aldana solicitaran el retiro de su inmunidad para investigarlo por ocultar información financiera de su partido. En aquel entonces Morales declaró persona non grata al comisionado colombiano Iván Velásquez, líder de la CICIG, y ordenó expulsarlo del país.

Sin embargo, la Corte de Constitucionalidad lo protegió con un amparo y la orden presidencial quedó sin efecto. A partir del anuncio realizado por Morales este viernes, todos los funcionarios internacionales de la CICIG –Velásquez incluido– dejaron de tener visa para permanecer en el país.

Este día el presidente de Guatemala Jimmy Morales, anunció que no renovará el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

En una conferencia de prensa el mandario notifico notificó su decisión a Naciones Unidas, organismo del que depende la CICIG, para iniciar la transferencia de capacidades a las instituciones correspondientes.

“Agoté todos los procesos diplomáticos y actué siempre de buena fe, pero no hemos visto esa buena fe por parte de las Naciones Unidas”, dijo.

Un vocero de la CICIG anunció que vehículos militares habían rodeado la sede en la mañana y con este anuncio del mandatario adquiere mayor relevancia.

Dentro de las justificaciones que Morales expuso que se encuentran que la CICIG ha realizado “justicia selectiva” al solo procesar determinados casos y no todos aquellos que ha tenido a la vista.

Las reacciones han sido diversas, algunos sectores se han mostrado a favor de esta decisión, entre ellos el ligado al cuerpo militar de Guatemala, que mostraron su beneplácito al presidente.

La Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de la Universidad de San Carlos (USAC) ha convocado a una marcha pacífica en la Plaza Central de Ciudad de Guatemala como forma de rechazo.

Sumado a toda esta situación, el gobierno de Nicaragua expulsó este día a una misión oficial de derechos humanos enviados por la Organización de las Naciones Unidas, dos días después de dar a conocer un informe donde se acusa al gobierno de Daniel Ortega de represiones violentas a manifestantes.

La CICIG, creada en 2006 tras la firma de un acuerdo entre el gobierno de Guatemala y Naciones Unidas, ha trabajado con fiscales y la justicia local para investigar señalamientos que han involucrado a políticos y empresarios.

Esta es la segunda vez que el mandatario intenta golpear a la CICIG. La primera fue en agosto de 2017, dos días después de que esta comisión y la entonces fiscal Thelma Aldana solicitaran el retiro de su inmunidad para investigarlo por ocultar información financiera de su partido. En aquel entonces Morales declaró persona non grata al comisionado colombiano Iván Velásquez, líder de la CICIG, y ordenó expulsarlo del país.

En Guatemala está en riesgo lucha contra la corrupción

Sin embargo, la Corte de Constitucionalidad lo protegió con un amparo y la orden presidencial quedó sin efecto. A partir del anuncio realizado por Morales este viernes, todos los funcionarios internacionales de la CICIG –Velásquez incluido– dejaron de tener visa para permanecer en el país.

Este día el presidente de Guatemala Jimmy Morales, anunció que no renovará el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

En una conferencia de prensa el mandario notifico notificó su decisión a Naciones Unidas, organismo del que depende la CICIG, para iniciar la transferencia de capacidades a las instituciones correspondientes.

“Agoté todos los procesos diplomáticos y actué siempre de buena fe, pero no hemos visto esa buena fe por parte de las Naciones Unidas”, dijo.

Un vocero de la CICIG anunció que vehículos militares habían rodeado la sede en la mañana y con este anuncio del mandatario adquiere mayor relevancia.

Dentro de las justificaciones que Morales expuso que se encuentran que la CICIG ha realizado “justicia selectiva” al solo procesar determinados casos y no todos aquellos que ha tenido a la vista.

Las reacciones han sido diversas, algunos sectores se han mostrado a favor de esta decisión, entre ellos el ligado al cuerpo militar de Guatemala, que mostraron su beneplácito al presidente.

La Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de la Universidad de San Carlos (USAC) ha convocado a una marcha pacífica en la Plaza Central de Ciudad de Guatemala como forma de rechazo.

Sumado a toda esta situación, el gobierno de Nicaragua expulsó este día a una misión oficial de derechos humanos enviados por la Organización de las Naciones Unidas, dos días después de dar a conocer un informe donde se acusa al gobierno de Daniel Ortega de represiones violentas a manifestantes.

La CICIG, creada en 2006 tras la firma de un acuerdo entre el gobierno de Guatemala y Naciones Unidas, ha trabajado con fiscales y la justicia local para investigar señalamientos que han involucrado a políticos y empresarios.

Esta es la segunda vez que el mandatario intenta golpear a la CICIG. La primera fue en agosto de 2017, dos días después de que esta comisión y la entonces fiscal Thelma Aldana solicitaran el retiro de su inmunidad para investigarlo por ocultar información financiera de su partido. En aquel entonces Morales declaró persona non grata al comisionado colombiano Iván Velásquez, líder de la CICIG, y ordenó expulsarlo del país.

Sin embargo, la Corte de Constitucionalidad lo protegió con un amparo y la orden presidencial quedó sin efecto. A partir del anuncio realizado por Morales este viernes, todos los funcionarios internacionales de la CICIG –Velásquez incluido– dejaron de tener visa para permanecer en el país.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close