Nacionales

La Corte Suprema investigara acto fuera de orden realizado al interior del órgano judicial

El Sindicato de Empleados del Órgano Judicial (Sinejus) se defendió de las acusaciones que se han hecho por realizar una actividad sindical con un acto bailable ejecutado por tres jóvenes con vestimentas muy atrevidas y argumentó que se trataba de un “acto cultural”.

En La Mira-Nacional

Reina Sigarán, secretaria general del Sinejus, aseguró que los magistrados de la Corte no tienen que ver con la realización de la actividad sindical y que en este caso se pidió autorización al administrador del Centro Judicial para realizar la Asamblea General para elegir a la nueva junta directiva.

Según Sigarán, no se trató de una fiesta, sino de un evento cívico, de un show artístico para el “sano esparcimiento” de sus agremiados y que con eso se apoya al artista salvadoreño. También dijo que no es un acto pornográfico, como se quiere hacer ver en redes sociales.

Otra dirigente sindical alegó que la actividad es incluso familiar y que ellos contrataron a la cantante pero con ella llegaron las bailarinas.

En el vídeo se ve cómo una cantante de cumbia y dos bailarinas hacen una presentación e incluso bailan con empleados judiciales en la sala de audiencias mientras unos se dedican a grabar imágenes con sus teléfonos móviles y otros hacen de espectadores.

Ante lo ocurrido, el presidente interino de la Corte Suprema de Justicia, Oscar Pineda Navas convocó de emergencia a todos los magistrados en horas del mediodía para tratar el asunto. De esa reunión salió la decisión de iniciar una “profunda investigación”, a fin de deducir responsabilidades.

Según la oficina de prensa de la Corte y del Centro Judicial, los magistrados consideran que una sala de audiencias merece respeto.

En la reunión se acordó “iniciar una investigación profunda”, a fin de deducir responsabilidades de ese hecho al que califican de “antiético” y que no debió haber ocurrido en una instalación que merece respeto, informaron las oficinas de comunicaciones del Centro Judicial y de la Corte Suprema respectivamente.

Las fuentes agregaron que la orden para utilizar la sala de jurados 5-B no ha salido de la presidencia de la Corte ni de ningún otro magistrado, sino que es responsabilidad del administrador del edificio en el que se realizó la actividad.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close