JudicialNacionales

Expresidente Saca concluye con su declaración ante Fiscalía

Dos horas con 20 horas minutos duró, la primera parte de, la confesión del ex presidente Antonio Saca en su declaración ante el tribunal Segundo de Sentencia, en donde admitió los delitos de peculado y lavado de dinero. Saca dijo haber creado todo un esquema en CAPRES para apropiarse del dinero y beneficiarse personalmente.

En La Mira-Judicial

Foto cortesía DdeH

Saca admitió que fue el cerebro de toda la desviación de fondos en Casa Presidencial y que todo se hizo bajo sus órdenes.

Saca confeso que su lujosa residencia en el cantón El Carmen y dos haciendas de unas 450 manzanas fueron adquiridas con el dinero de Casa Presidencial.

Sobre dijo que “al ver que había dinero se propuse sustraer otras cantidades y como no sabía cómo evitar que fueran rastreadas consulté con Irvin Pavel Tóchez Maravilla, quien le sugirió formar sociedades”. Se hacían las compras a nombre de empresas para evitar ser rastreado. Se compró lotes, apartamentos, casas, entre otras propiedades.

Saca confesó que solo en el año 2007, se compró 12 propiedades a través de testaferros, incluyendo 8 lotes en La Paz y dos casas en Antiguo Cuscatlán.

También admitió que dialogó con algunas empresas de publicidad para que el 80% del dinero destinado para las distintas campañas, se destinara al grupo Radial SAMIX que él presidía.

El otro 20% quedaba en las agencias que aceptaron el arreglo. En su confesión el ex mandatario reconoce que sabía que esta forma de administrar los fondos públicos era ilegal.

Dinero para ARENA y Sobresueldos para Gabinete AmpliadoS

Saca confesó que, en acuerdo con su secretario privado Elmer Charlaix, acordó darle dinero extraído de forma ilícita de la presidencia al partido ARENA que recibió “varios millones”.

Dijo que pagaba de $5 mil a $10 mil como sobresueldos a exfuncionarios de su gobierno. Esto incluye a quienes fueron miembros de su gabinete, (Ministros y Viceministros).

También dijo que los fondos de la Cuenta Subsidiaria del Tesoro Público eran auditados por la Corte de Cuentas pero de una “forma superficial”.

“Acepta usted haber cometido de manera dolosa los delitos de peculado y lavado de dinero”, le preguntó el fiscal y él le respondió “sí acepto”, sin titubear.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close