Internacionales

Arranca la histórica sesión sobre el aborto en Argentina

Este miércoles, el Senado argentino votará si aprueba o rechaza la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Miles de mujeres harán una vigilia en las afueras del Congreso esperando el resultado.

Este miércoles, el Senado argentino lleva adelante un debate histórico donde deberá resolver si aprueba o rechaza la legalización del aborto luego de haber recibido media sanción en la Cámara de Diputados. Afuera del Congreso, cientos de miles de mujeres concentrarán durante toda la jornada (que se puede extender hasta la madrugada del jueves) para esperar el resultado.

A priori, parece haber una mayoría de senadores que están en contra del proyecto, y así se han encargado de resaltarlo los grandes medios de comunicación. Sin embargo, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito o, simplemente, La Campaña, como se la conoce, esperan que la presión popular influya en los votos. Cuando la Cámara Baja aprobó el proyecto el pasado 14 de junio, no fue hasta última hora que se definió al resultado de la misma forma, con una multitud aguardando en la calle.

“No tenemos que dejar que estas operaciones políticas anulen el debate”, explicó a RT Fernanda Fernández, integrante de La Campaña en la provincia de Tucumán. “A nosotras, los números nos dan, porque los números son la calle”, aseguró.

En el mismo sentido, Johana Lacour, consejera superior de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE) e integrante del equipo de investigación Géneros, Política y Derechos, recordó en entrevista telefónica que durante la discusión en Diputados había “un escenario favorable en cuanto a su composición generacional, pero no había nada cerrado”.

Fernanda Fernández, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto
“Hay toda una ciudadanía atenta a que esta ley se concrete y se transforme en un derecho que garantice la salud pública y la educación laica y científica”Fernanda Fernández, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto

“Va a ser importante que podamos sostener hasta el final el número en la calle y los trabajos de cabildeo que hacemos también desde las provincias”, enfatizó Lacour, que es parte también de La Campaña y el colectivo Ni Una Menos. “Está demostrado que el movimiento de mujeres y feminista desde el minuto uno ocupó la calle, no la vamos a dejar, porque es, en definitiva, el factor transformador“, dijo.

El Senado de las provincias

Si bien existen distintos cálculos, en general, todos dan cuenta de una mayoría leve que rechaza la legalización del aborto. De los 72 senadores y senadoras, 37 se posicionarían en contra, mientras que 31 están a favor y el resto, indecisos.

A diferencia de la Cámara de Diputados, donde las bancas se eligen de manera proporcional a la población, en el Senado la representación es igualitaria entre las 24 provincias del país. Todas ellas tienen tres senadores cada una, es por eso que su voto está mucho menos ligado a la realidad nacional y más atado a la situación de cada uno de sus distritos.

Por ejemplo, en la provincia de Misiones (límitrofe con Paraguay y Brasil) “varios municipios se declararon ‘pro vida'”, es decir, “en contra del aborto” explicó la periodista local Lucía Sabini. Paradójicamente, en esa región del país “durante el último año, y esto lo dijo el ministro de Desarrollo Social, 200 niñas menores de 13 años fueron obligadas a parir“. “Eso denota la gravedad del asunto”, denunció.

La periodista definió a la provincia como “bastante conservadora, muy religiosa” y donde “el rechazo al proyecto de ley es muy fuerte”, aún cuando existe “una alta tasa de maternidad adolescente y abuso, porque estas cosas están entrelazadas”. “Una nena que tiene un hijo es muy difícil que lo haya hecho por decisión propia”, completó.

De los tres senadores de Misiones, uno anunció su voto a favor, Humberto Schiavoni, y otros dos en contra: Magdalena Solari y el exgobernador Maurice Closs.

Las tres posibilidades

Cuando este miércoles comience la sesión, la Cámara Alta tendrá tres opciones. Si resuelve debatir el proyecto tal como llegó de Diputados y es votado favorablemente por la mitad más uno de los senadores presentes, quedará aprobado definitivamente. Solo restará esperar que el presidente lo promulgue y, si bien podría vetarlo, es una posibilidad que no está contemplada hoy por hoy.

En cambio, si quienes se oponen logran reunir una mayoría, la ley de aborto legal caerá y no podrá ser tratada hasta el próximo período legislativo en 2019, aunque lo más probable es que se demore hasta 2020, cuando haya una nueva composición del Congreso.

Información de RT. 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close