Opinión

La ambición de poder de Bukele no tiene limites

Por: Carlos Mario Recinos.

Cuando se pensaba que estaba por llegar el fin del “show” victimario de Nayib Bukele, hoy se escribe un capitulo extra, lo más parecido a una secuela que nadie esperaba y que nadie deseaba, lo más parecido a una película de bajo presupuesto y sobre valorada.

Desde la aparición en la política salvadoreña del señor Nayib Bukele, su estrategia ha sido estar involucrado en polémicas y dramas de índole nacional y hoy pretende incluso que sean conocidos a nivel internacional, parece que Bukele aplica la popular frase “No importa que hablen mal o bien, lo que importa es que hablen”, su salida del FMLN fue ampliamente publicitada y trató de “mil maneras” de ser la victima de la trama.

En el segundo “acto”, siendo el mismo protagonista, se convirtió en el “héroe”, el hombre de la “varita mágica” con la solución a todos los problemas del país, (sin explicar cómo hacerlo), intento darle vida a un proyecto político denominado “Nuevas Ideas”, el entusiasmo de sus simpatizantes fue extremo, las personas en verdad le dieron la confianza a Bukele, pero llego el momento de demostrar su verdadera capacidad de liderazgo organizando la inscripción de dicho partido político, como era de esperarse fracasó , Bukele, no pudo ordenar la correcta inscripción de Nuevas Ideas y se fue directo al abismo de la burocracia del sistema que todos han tenido que superar.

No satisfecho con dos capítulos de su “dramática” historia política, Bukele utilizo a Cambio Democrático, como su bote salvavidas, lamentablemente el CD, cayó en las falacias de un astuto personaje que logro maniobrar para convencerlos de su “supuesto” ingreso al partido, Bukele sabia los problemas legales que se le acercaban al CD y vio la oportunidad de satisfacer lo que parece ser su vicio “victimizarse”, y así lo hizo una vez más.

No han pasado ni 24 horas de la cancelación del CD cuando ya Bukele ha coqueteado y superado el “dolor” de su perdida, ahora el que se ha revestido incansablemente con la bandera de izquierda pretende participar en las elecciones internas de un partido de derecha, un partido formado con los que un día fueron parte del instituto político que Bukele ha criticado a diario, obviamente me refiero a Gana; el partido naranja siempre ha sabido aprovechar las oportunidades políticas astutamente, pero Bukele, al fin se está quitando el disfraz “puritano” y muestra públicamente sus ambiciones de poder, Bukele ha dejado al descubierto que no importando los valores ni los ideales, intentara llegar al poder “cueste lo que cueste.”

Pero por si pensaban que la trama termina con si ingreso a las internas de Gana, pues no, el ex edil Migueleño, Will Salgado, legítimo y legalmente pre candidato presidencial de Gana, ha denunciado la forma en la que Bukele se habría inscrito a las internas naranja, “Si es verdad q Nayib está inscrito para participar esa inscripción es ilegal porque la hicieron hoy con fecha de ayer, anoche hasta las 12 de la noche no llego nadie a inscribir candidaturas yo tenía un vigía afuera informándome”, publico Salgado en su Twitter.

Son pocos los adjetivos para calificar la forma de hacer política de Nayib Bukele, su discurso de líder transparente se rompe con sus acciones, su discurso de pureza se cae con las claras muestras de ambición que está mostrando en las últimas horas.

Lo único destacable de Bukele en toda esta “novela” ha sido su astucia, es innegable que el señor Bukele es todo un perfecto “Showman”

No puedo terminar esta opinión sin recordar lo dicho por el mismo Nayib Bukele, en diciembre de 2016, en la radio nacional, “Mi corazoncito está al lado izquierdo”, cerrando así toda posibilidad de integrarse a las filas de Gana o cualquier otro partido de la derecha del país, señor Bukele no se olvide del dicho popular, “El pez por su boca muere”, que siga el espectáculo.

(Los conceptos vertidos en este espacio son de exclusiva responsabilidad de la persona que los redacto) 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close