Ciencia y TecnologíaEmpresarialOpiniónVida abundante

“Busqué el cáncer en la célula y lo encontré en un error de codificación en el cerebro”

Dr. Ryke Geerd Hamer.

Cuando leí por primera vez esta conclusión a la que llego el Dr. Hamer, me caló muy hondo, por muchísimos años se ha sostenido que el cáncer no es una enfermedad sino el resultado de más de 100 enfermedades y que tiene su origen en un descontrol proliferativo de las células cancerosas.

Es fácil como muy bien lo afirmó el Dr. Hamer andar buscando células cancerosas valiéndose de todos los recursos que la ciencia y la tecnología han puesto a disposición del profesional médico

No pongo en duda la pericia, la habilidad, el avance tecnológico y científico que ve con muchísimo interés que es necesario ahondar en la búsqueda è investigación de todo lo que rodea a este tema que solo el nombre  CANCER aterra a cualquiera.

Sin embargo creo que debo ser muy categórico al pronunciarme al respecto y cito antes de otra cosa las emblemáticas palabras de quien fuera el padre no solo de la medicina si no del médico también, Hipócrates quien unos 300 años antes de cristo dijo algo que debió haber marcado a todos sus alumnos médicos de su tiempo como esperaría que hoy ocurriera lo mismo. Dijo: “ANTES QUE QUIERAS CURAR EL CUERPO, DEBES CURAR EL ALMA”

A mi juicio el cáncer NO MATA A NADIE. Mata la tristeza, la desesperanza, el abandono emocional, la marginación, la falta de amor, de cariño y el alejamiento psicoemocional.

La experiencia ha demostrado que cuando un paciente recibe no solo la atención médica necesaria sino una alta dosis de amor, afecto, esperanza, apoyo è inclusión emocional, tiene muchísimas posibilidades de sobrevivir a este flagelo que cada año se cobra la vida de muchas personas.

¿En qué momento comienza un cáncer? la respuesta del Dr. Hamer me paralizó: empieza en el instante mismo en que el paciente es golpeado de lleno  por un choc psíquico brutal, un conflicto agudo, extremadamente dramático vivido en un aislamiento psíquico completo.

No es la alimentación, no es la bebida no es la jerga, no es el cigarro, no es el alcohol,  no es el trasnochar, no es por la esposa, no es por el esposo, no es por los hijos, ni por la suegra o el suegro ni el tío ni el sobrino, ni el vecino ninguno de ellos es el responsable. Muchas veces el responsable de que alguien muera de cáncer………ES UD; cuídese de nunca serlo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close