JudicialNacionales

252 años de cárcel fue la condena contra el “tigre” y 11 miembros de banda criminal por masacre de 9 personas en predio de furgones en Quezaltepeque

en la escena sobrevivió un niño de apenas seis años a quien el tigre ordeno que también asesinaran

fuente FGR imágenes de archivo

 

Un total de 252 años en prisión es la condena que el líder de una organización criminal deberá cumplir tras haber sido declarado culpable, junto a otros 11 involucrados, en la conocida “Masacre de Quezaltepeque”, cometida en el año 2015, en la cual fueron asesinadas 9 personas en un parqueo de furgones en Quezaltepeque, departamento de La Libertad, notifico el tribunal de sentencia Especializado “B” de San Salvador a  la Fiscalía General de la República (FGR). Los demás involucrados cumplirán penas de entre 4 y 234 años en prisión.

Fiscales de la Unidad Especializada de Hurto y Robo de Vehículos Automotores  y de Antipandillas, llegaron el miércoles de junio  de la semana pasada  hasta el Juzgado Especializado de Sentencia “B” de San Salvador, para ser notificados sobre el fallo de la vista pública que fue desarrollada en abril pasado.

La Jueza, basada en toda la prueba aportada por Fiscalía, determinó que esta fue concordante con lo expuesto por los fiscales y los testigos durante el juicio; ante ello, declaró la responsabilidad penal para 12 imputados.

Es así como condenó a un total de 252 años de cárcel a Juan José Urbina Hércules, alias “Tigre”; al quedar probado que fue líder de la banda dedicada al robo de furgones y tráfico de drogas, Pero fue señalado de ser el responsable de la masacre, así como por nueve casos de robo de distinta mercadería, entre los años 2014 y 2015.

La Aplicadora de Justicia valoró que 6 son los responsables de los 9 homicidios, por esa razón les impuso 180 años de cárcel y el resto de la pena fue aplicada por los ilícitos de robos y agrupaciones ilícitas. Los demás miembros de la banda criminal fueron sentenciados solo por los robos de mercadería y las agrupaciones.

Sólo uno de los integrantes, José Mario Bernal, fue absuelto de cargos pues el testigo principal no logró reconocerlo en rueda de reos, pero el fiscal dijo que analizará el fundamento jurídico mediante el cual fue favorecido.

Los años de cárcel, impuestos por la Aplicadora de Justicia, quedaron establecidos de la siguiente manera: Juan José Urbina, 252; Edgar Rudith Pérez, 234; Juan Ramón Deras, 205; Víctor Misael Rivera, 200; Edwin Eberto Morazán, 184; Milton Omar Zaldaña, 184; Marlon Rafael Valencia, 62; Carlos Mauricio Bautista, 38; Douglas Ernesto Polanco, 25; Edwin Alfonso Rivera, 12; José Santos Ortiz, 11 y Pablo Antonio Pérez, 4.

 

 

El monto de lo robado ascendió a más de $350,000.

El testigo, bajo régimen de protección también relató que el 30 de marzo 2015, llegaron hasta un predio donde guardaban furgones en Quezaltepeque. Su objetivo era asesinar a  “Moncho”, quien trabajaba con ellos en el trasiego de drogas, pero dicha víctima estaba haciendo negocios con otras personas, por lo cual se organizaron para causarle la muerte a todos.

Quezaltepeque, 30 de marzo de 2015
Agentes policiales custodian una bodega donde guardan cabezales de furgones, lugar donde fueron asesinadas 9 personas 

Quedó comprobado que Urbina Hércules fue quien dio la orden de matar a todos los presentes que se encontraban en el lugar, con la finalidad de no dejar testigos del hecho.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close