Deportes

Klopp señala el punto débil del Madrid: “Marcelo no defiende”

El entrenador analizó al Real Madrid y explicó cómo secó a Cristiano en su etapa en el Borussia Dortmund en 2013, cuando ganaron 4-1.

El exjugador del Liverpool, Robbie Fowler, entrevistó para Mirror al entrenador de los reds, Jürgen Klopp. El entrenador analizó al Real Madrid de cara a la final de la Champions League y explicó cómo consiguió secar a Cristiano cuando entrenaba al Borussia Dortmund. Dejó entrever que su punto débil es la banda de Marcelo y explicó cómo ha evolucionado el equipo”.

Lo primero que le preguntaron es que si Marcelo era el punto débil de la defensa blanca y contestó que aunque a priori lo es, un partido así no es tan sencillo como para realizar un planteamiento tan simple: “Todos lo han visto y parece obvio. Marcelo es un gran jugador ofensivo… pero no defiende. Ellos ganaron la Champions League dos veces y aquí están, otra vez en la final. El Bayern Munich pensó que fue mejor en los dos partidos pero, ¿quién fue mejor al final? El Real Madrid necesita cuatro ocasiones para marcar dos veces. El Bayern, ocho para marcar uno. Tienen más experiencia de la cabeza a los pies. No tienen debilidades. El fútbol no es tan sencillo como para decir que si Marcelo sube por la banda dejará ese espacio a Mo Salah, porque se las verá con Sergio Ramos”.

Fowler le recordó que cuando estaba a cargo del banquillo del Borussia Dortmund ya fue capaz de secar a Cristiano, que no bajaba a defender, por medio de marcar su organizador en el centro del campo para que no le buscara: “¡Y Mario Götze hizo un marcaje al hombre a Xabi Alonso! Desde antes, sabíamos que cuando Alonso cogía la pelota y se giraba, Ronaldo ya estaba en carrera. Así que pusimos a Mario a marcarle el día del 4-1 en casa y funcionó muy bien. Pero no es tan fácil hacer estas cosas ante el Real Madrid porque son fríos como el hielo”.

Entrenador de los reds, Jürgen Klopp.

Klopp está convencido de que el Real Madrid mantiene la calma incluso en las situaciones más difíciles porque sabe que tendrán ocasiones de gol claras a lo largo de cualquier encuentro: “Tú tienes una oportunidad contra ellos y ni se inmutan. No les afecta. ¿Les has visto aunque sea una vez entrar en pánico porque alguien les ha hecho una ocasión? Hielo. Ellos piensan: ‘Los rivales tienen oportunidades, esas cosas pasan. Nosotros tenemos una oportunidad y marcamos’. Así que si tienes una ocasión contra ellos más te vale aprovecharla”.

Piensa que no existe un equipo invencible y que el Real Madrid tiene una debilidad, por muy mentalizados que estén para ganar: “Todos los equipos del mundo tienen una debilidad. Jugamos contra el Barcelona en Wembley, estuvimos a tope y ganamos bien. Todos los equipos dicen que el Real Madrid tuvo suerte contra la Juventus y el Bayern Munich, pero es la tercera vez consecutiva que están en una final y la cuarta en cinco años. Su experiencia les prepara para situaciones difíciles, así que nos causaremos problemas mutuamente y al final tendremos que estar ahí en los momentos decisivos para marcar cuando nos surjan esas oportunidades”.

Le explicó a Fowler que no fue hasta la fase eliminatoria de la Champions League cuando empezaron a tomar en serio al Liverpool: “Creo que fue con el 5-0 al Oporto. Era la primera vez que la gente decía: ‘¿Qué está pasando aquí?’. Y es que el Oporto era un gran equipo y esa noche nos sorprendimos a nosotros mismos. No hay manera de hacer eso. Y después, por supuesto, el Manchester City. Para mí eran los favoritos a ganar la Champions League este año. Los números uno”.

También confesó que no se sienten favoritos pero que se ven con muchas opciones de ser campeones de Europa el próximo sábado: “Somos uno de esos grandes clubes con un equipo que puede ser realmente molesto pero con una calidad futbolística muy grande. No hemos ganado nada y por supuesto no somos los favoritos pero no hay problema porque no significa que no queramos ganar. Solo sé que para hacerlo debemos trabajar y aprovechar el tiempo antes de la final”.

Por último, reconoció que este partido no tiene nada que ver con el de la final de la Europa League ante el Sevilla: “Esta vez es completamente diferente. En el partido contra el Sevilla no teníamos piernas ni energía. El camino a Kiev es parecido, pero ahora somos un equipo de fútbol mejor”.

Con información de AS.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close