Judicial

La comunidad jesuita se mostró indignada ante la postura de la jueza suplente Tercera de Paz de no abrir el caso

Redacción/Foto:

La jueza suplente Tercera de Paz decidió no reabrir el caso del asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus empleadas, tal como solicitó la comunidad jesuita de El Salvador en noviembre pasado, ya que a su juicio el proceso “es sumamente delicado, complejo y voluminoso”, sostuvo.

La desición de la jueza ha ido duramente criticada por diferentes juristas entre ellos el abogado Arnau Baulenas quien considera que con la decisión de la jueza “se vulneran los derechos humanos de las víctimas”.

Por su parte, la abogada  Bertha María de León, destacó que ello es muestra de que “nuestro sistema de justicia es fallido”, en tanto otros juristas criticaron la ausencia de una “pronta y cumplida justicia”.

Ante la falta de tiempo para estudiar el caso, la jueza pidió que fuera conocido por el juez propietario Tercero de Paz, José Alberto Campos, “quien sí tendrá el tiempo para revisar la cantidad de folios presentados”.

Los sacerdotes jesuitas de la UCA y sus abogados presentaron el 27 de noviembre una solicitud de reapertura del proceso penal por el asesinato del padre Ignacio Ellacuría y otros sacerdotes de la Orden, ocurrido el 16 de noviembre de 1989, en el marco de una ofensiva guerrillera, y pidieron no se investigue al expresidente de la República, Alfredo Félix Cristiani, por considerar que no tuvo conocimiento antes, ni durante el crimen.

“La suscrita jueza suplente, considera, que el presente proceso penal es sumamente delicado, complejo y voluminoso, por lo cual, la suscrita no ha contado con tiempo necesario para poder conocer, estudiar y analizar todas las diligencias que conforman dicho proceso penal, así como conocer y analizar cada una de las peticiones realizadas por las partes, tampoco contará esta Juzgadora con el tiempo necesario para revisar y estudiar las 32 piezas, compuestas de 6,243 folios útiles, que conforman la certificación extendida por el Juzgado Cuatro de Instrucción de este Distrito Judicial”, se lee en la resolución de la juzgadora.

Baulenas, abogado del caso por parte de los jesuitas, pidió reabrir el expediente contra los autores intelectuales quienes en el año 2000, fueron sobreseídos de forma definitiva por el mismo juzgado que recibió la petición.

Según el abogado, el múltiple asesinato por ser un crimen de lesa humanidad es imprescriptible y no puede ser amnistiado.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close