Un día como hoy

Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

Redacción/Foto: Unicef

Aun que muchas personas no conocen mucho a cerca de este tema, es muy importante conocer un poco de la Mutilación Genital Femenina (MGF), esto comprende procedimientos de alteración o daños en los órganos genitales femeninos por razones innecesarias sin ninguna razón médico, se conoce internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas.

Estas acciones son claras de desigualdad se sexo, ya que esta práctica viola sus derechos a la salud, seguridad y la integridad física.  

La MGF se concentra principalmente en 29 países de África y de Oriente Medio, la ablación es un problema universal y se practica en algunos países de Asia y América Latina. Además, persiste también en las poblaciones emigrantes que viven en Europa Occidental, en Norte América, Australia y Nueva Zelanda.

El 20 de diciembre de 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución , en la cual exhorta a los Estados, al sistema de la ONU, a la sociedad civil y a todas las partes implicadas a seguir observando el 6 de febrero como el Día Internacional de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina, y a aprovechar la ocasión para mejorar las campañas de sensibilización y tomar medidas concretas contra la mutilación genital femenina.

La mutilación genital femenina se clasifica en cuatro tipos principales:

  • Clitoridectomía: resección parcial o total del clítoris (órgano pequeño, sensible y eréctil de los genitales femeninos) y, en casos muy infrecuentes, solo del prepucio (pliegue de piel que rodea el clítoris).
  • Excisión: resección parcial o total del clítoris y los labios menores, con o sin excisión de los labios mayores.
  • Infibulación: estrechamiento de la abertura vaginal para crear un sello mediante el corte y la recolocación de los labios menores o mayores, con o sin resección del clítoris.
  • Otros: todos los demás procedimientos lesivos de los genitales externos con fines no médicos, tales como la perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital.

En el mundo hay unos 140 millones de mujeres y niñas que sufren las consecuencias de la MGF. Se calcula que en África se han sometido a MGF aproximadamente 92 millones de niñas de 10 años o más. Estas prácticas son más frecuentes en las regiones occidental, oriental y nororiental de África, en algunos países de Asia y del Oriente Medio.

¿Qué hace la ONU para acabar con este flagelo?

El UNFPA y UNICEF, entre otras agencias especializadas, establecieron en 2008 el Programa Conjunto sobre la mutilación genital femenina, la mayor iniciativa mundial para acelerar su eliminación y paliar sus consecuencias.

El plan se lleva a cabo a escala comunitaria, nacional, regional e internacional y con él se pretende concienciar sobre el daño que causa esta práctica. También busca empoderar a las comunidades, las mujeres y las niñas para que la abandonen.

El UNFPA contribuye, además, a fortalecer los servicios de salud para que eviten la mutilación genital y traten las complicaciones que causa. También trabaja con organizaciones de la sociedad civil que promueven

Con el apoyo del UNFPA y otros organismos de las Naciones Unidas, algunos países han aprobado leyes que prohíben la mutilación genital y han impulsado políticas nacionales para su erradicación.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close