Un día como hoy

Hindenburg nombra a Hitler canciller y comienza el III Reich

Un día como hoy  30 de enero de 1933, el presidente de Alemania, el general Paul von Hindenburg, influido por el político conservador Franz von Papen, nombró canciller a Adolf Hitler. Diez años después del putsch de Munich, cuando intentó llegar el poder mediante la fuerza, el Führer lo consiguió a través del sistema parlamentario que tanto despreciaba.

Hitler y el resto de líderes del partido nacionalsocialista (NSDAP) revisaron sus tácticas para ampliar el partido.

En las elecciones al Reichstag de mayo de 1924, liderados por Gregor Strasser, lograron 32 escaños, con el 6,6% de los votos, en las elecciones anticipadas de diciembre del mismo año vieron reducida su representación a 14 diputados (3% de los votos).

Desde 1925 a 1929, la República de Weimar gozó de estabilidad política y una apreciable mejora económica. En este contexto de relativa prosperidad, los resultados del partido nazi en las elecciones de mayo de 1928 fueron todavía peores: 12 diputados, con el 2,6% de los votos.

Cuando en octubre de 1929 se produjo el crac de la bolsa de Nueva York, la frágil economía alemana se deterioró rápidamente. En pocos meses hubo tres millones de desempleados. En las elecciones de septiembre de 1930, los nazis obtuvieron 6,4 millones de votos (18,3%), 107 escaños. Aunque fuera del gobierno, su protagonismo político era indiscutible: segundo partido en el parlamento e intimidatoria presencia en las calle.

En abril de 1932, Hindelburg fue reelegido en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con el 53% de los votos frente al mismo Hitler, al que votaron 13,4 millones de alemanes – 36,8% de los sufragios-. Muy lejos, el comunista Ernst Thälmann con el 10,2%.

En las elecciones del 31 de julio de 1932, los nazis ganaron las elecciones al Reichstag obteniendo 13,7 millones de votos, el 37,4% de los sufragios; 228 diputados.

El 2 de agosto de 1934, murió el presidente Hindenburg y Hitler asumió el cargo de jefe de Estado, comandante de las fuerzas armadas y se proclamó Führer, líder indiscutido del III Reich.

 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Close
Close