Editorial

Hemos entrado a la era de la imposición partidaria

Editorial

Todos los salvadoreños están siendo testigos de los problemas que se están generando al interior de los principales partidos políticos del país: ARENA y el FMLN. Las dirigencias de ambos partidos aseguran que en ellos no hay nada impuesto y que para elegir quien será el personaje que los representará en un cargo político, primero se realizara una consulta interna para que sean su militancia la que promueva quien es el indicado.

Sin embargo esto quedó en la historia. Por ejemplo en el FMLN la dirigencia partidaría ha impuesto a Gerson Martínez como quien será el candidato a la presidencia de la república para las próximas elecciones.

El secretario general del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Medardo González, confirmó el miércoles 24 de enero, que no descarta usar figura de candidatura única para elegir Gerson Martínez como candidato presidencial. Hasta la fecha, el instituto político no ha hablado de elecciones primarias.

Todos sabemos que el actual vicepresidente Óscar Ortiz aspira a convertirse en candidato presidencial, pero la cúpula le está cerrando las puertas.

Ante esto Ortiz, hizo un fuerte llamado al casi oficial candidato del FMLN para la elección presidencial de 2019, Gerson Martínez, y le pidió que rechace “el mecanismo vertical” con el que fue elegido por la cúpula efemelenista, así como le exigió ética.

Ortiz señaló que continuará en su lucha por la carrera presidencial.

Mientras en ARENA para todos está claro que la cúpula tricolor se inclina por Carlos Calleja y deja en segundo término a Javier Simán

Incluso Alberto Romero, jefe de fracción de la bancada legislativa de ARENA, ofendió durante una reunión de fracción el pasado martes, a la diputada Margarita Escobar, al llamarla “vieja ridícula”, y decirle “ándate que ni falta vas a hacer”.

Para muchos la situación en ARENA se está descontrolando ante la lucha por la candidatura presidencial entre Carlos Calleja, Javier Simán. Calleja es el favorito del Coena, Simán lo es de la Comisión Política, mientras Gustavo López “ni huele ni hiede”.

Estas preferencias a uno o a otro no abonan en nada al proceso democrático que vive el país. El periódico En La Mira considera que en respeto a la legalidad y en función de construir un mejor El Salvador es importante que los partidos políticos sean más serios y se apeguen a la legalidad, de lo contrario perderán credibilidad entre los salvadoreños.

Por situaciones como estas se dice que miles de connacionales no acudirán a votar en las primas elecciones para alcaldes y diputados, y es que los salvadoreños están hastiados de las conductas de los dirigentes partidarios. Por eso es importante que reflexionen, si en verdad su aspiración es construir un mejor país en donde todos tengamos los mismos derechos.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close