Editorial

Ya inició la campaña política en nuestro país y no se escucha nada alentador

Por: En La Mira

Estamos a pocos días de que en nuestro querido El Salvador se celebren las elecciones legislativas y municipales. Será el domingo 4 de marzo cuando muchos salvadoreños acudirán a los distintos centros de votación a depositar su voto para favorecer a sus candidatos o a sus partidos políticos. Otros que están descontentos con esta clase irán, pero anularan su papeleta ya sea manchándola totalmente o poniendo sobre ella un mensaje en grande que diga “No queremos políticos corruptos”, mientras otros sencillamente se quedaran en sus casas pues ya no creen en nada ni en nadie.

Hasta el momento ningún partido ha hecho propuestas serías que beneficien a la mayoría de la población y la verdad no es que les falten ideas, la verdad es que no quieren comprometerse como por ejemplo: trabajar por mejorar los salarios de la clase trabajadora, aumentar las pensiones pírricas que reciben miles de salvadoreños, mejorar la Policía Nacional Civil, presionar porque haya un mejor sistema judicial, rebajar los salarios de los políticos, impulsar la creación de un referéndum o plebiscito para que la ciudadanía pueda opinar sobre diferentes temas, entro otras cosas.

Los políticos no son tontos y están apelando a buscar el voto pero de otra manera, sin adquirir compromisos reales. Hasta el momento ningún partido ha hablado  claramente solo piden que marquen su bandera para impulsar los cambios que necesita el país, pero no dicen concretamente cuales son esos cambios.

Sin embargo, hacen falta varios días para que llegue el día de las elecciones y todavía hay tiempo para que los diferentes partidos así como los candidatos independientes pongan los pies en la tierra y demuestren que respetan a los salvadoreños. Aún es tiempo que sus campañas propongan los cambios tan anhelados, aún es tiempo de levantar ese ánimo caído que existe en miles de miles de compatriotas que están hastiados de esta clase política que solo busca su bienestar y no el de la población.

Reflexionen candidatos de todos los partidos políticos, sean inteligentes y comprométanse con el pueblo, y si cumplen sus promesas tengan por seguro que los salvadoreños se lo agradecerán, de lo contario los aborrecerán y no sería raro que se pierda totalmente el interés de elegir a políticos corruptos, vividores que solo piensan en el bien de sector y no en las mayorías que, los que les guste o no, son los que pagan sus jugosos salarios y prestaciones y son los que les están dando de comen. Reflexionen y el pueblo salvadoreño se los agradecerá.

 

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close