Deportes

El Madrid conquista el tesoro del Barcelona

Con Neymar o sin Neymar, el Barça ya no es un equipo de centrocampistas y por lo tanto ya no domina la zona del campo donde comenzaba a ganar los partidos y los títulos… en espera de que apareciera Messi.

Así lo publicó recientemente el periódico español Marca, señalando que Paulinho tampoco se antoja la gran solución. No es un ‘pelotero’, que diría Cruyff. Es un interior de ida y vuelta con más físico de alemán que de brasileño.

Desde la marcha de Xavi, el Barça pasó a ser un equipo de delanteros. El reino de la MSN. Adelantó la zona de creación a la de finalización y por más medios que haya fichado (Rakitic, Arda, Andrés Gómez, Denis Suárez…), la realidad es que atraviesa una etapa de máxima confusión en la que ya no es ni un equipo de delanteros, le falta Neymar, ni de mediocampistas.

Hasta Busquets e Iniesta están lejos de ser lo que fueron.El Madrid cuida ahora el centro del campo aunque la tiranía táctica de la BBC es tan robusta como la de la MSN, las lesiones de Bale, sobre todo, han abierto el abanico táctico en el Real Madrid.

Nadie mejor que Zidane, uno de los mejores centrocampistas de la historia del fútbol, para saber la importancia que tiene mandar en ese terreno. Y mandar es controlar, dominar, gobernar, dirigir… sin ni siquiera a veces tener más posesión de balón que el rival.

Si leemos que el domingo pasado en el Camp Nou, el Barça tuvo la pelota un 61,6 por ciento y el Real Madrid sólo un 38,4 nos llamará profundamente la atención. La sensación futbolística no fue esa. Las estadísticas no mienten, pero fue una posesión falsa, engañosa, sin mando en el juego. No como en los tiempos de Xavi.Después de unos años en los que el equipo blanco jugaba sin centrocampistas puros, con mediapuntas disfrazados de medios, cada vez su plantilla es más completa en este sentido.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close